Actitud positiva

Por Patricia Pérez Sandi

Dijo un empresario: "En un candidato a un puesto sólo necesito que traiga buena actitud, todo lo demás yo se lo enseño."

Y dice un meme: que una mala actitud es como una llanta baja, no puedes ir a ningún lado hasta que la cambies.

Cambios sencillos pueden hacer la diferencia, simplemente es tomar otra actitud frente a la vida, si sonrío frente al espejo, este me devolverá la sonrisa, de la misma manera que lo hará la gente, según me comporte ante ellos. En la vida, las cosas que suceden dependen de la actitud con la que te enfrentas a ellas, así que toma ocho poderosas decisiones (al autor lo desconozco) pero sé que te ayudarán a lograrlo:

1. En vez de resistir, yo acepto.

Acepta lo que es un hecho. Hay circunstancias que, por más que te esfuerces, no puedes cambiar. 

 

2. En vez de resignarme, yo aprovecho.

Aprovecha lo que sí está en tus manos hacer, lo que tú sí puedes controlar, aquello en lo cual sí tienes injerencia y te es posible llevar a cabo.

 

3. En vez de evadir, yo asumo.

Si evades tu responsabilidad, niegas tu poder y tu capacidad para aprender. Cuando asumes lo que te corresponde te adueñas de tu poder al momento que tomas consciencia sobre lo que puedes aprender y mejorar.

 

4. En vez de sólo desear, yo me comprometo.

La única forma de obtener resultados diferentes es haciendo cosas distintas.

 

5. En vez de preocuparme, yo me ocupo.

El antídoto para tus preocupaciones: ocúpate; ponte en acción; muévete hacia lo que quieres y está en ti lograr.

 

6. En vez de olvidar lo que tengo, yo agradezco.

El agradecer te permite enfocarte en lo que tienes para continuar avanzando hacia tu éxito y plenitud, en vez de aquello que te hace falta.

 

7. En vez de desconfiar, yo confío.

Estás eligiendo creer que tus problemas son más grandes que tú o ¿que tú eres más grande que ellos?

 

8. En vez de visualizar en negativo, yo apuesto a ganar.

Como decía Henry Ford, “si crees que puedes o crees que no puedes, estás en lo cierto”. En ti está elegir conscientemente apostarle a tu éxito y tener fe en que todo lo que sucede es lo mejor.

Finalmente te propongo que después de que tomes esas decisiones haz un balance de más y menos.

MENOS

Límites, Quejas, No puedo, Miedo, Críticas, Preocuparse

 

MÁS

 

Metas, Gracias, Voy a intentarlo, Audacia, Reconocimiento, Ocuparse

 

 

Y si encuentras una excusa, no la recojas.

© 2017 Grupo Inbest Comunicación SA de CV

info@rosellamagazine.com  |  Paseo de la República, No.135, Qro.  |  Calendario de publicaciones

  • Facebook Basic Black
  • Instagram Basic Black