¿Cómo pedir las cosas a mi pareja?

Por Paola Parker

Un gran error que cometemos la mayoría de las mujeres, es suponer que nuestra pareja sabe lo que necesitamos. Es en gran parte culpa de las películas románticas que nos hacen pensar que nuestra pareja debería de saber que esperamos flores, chocolates o un gran gesto romántico. Pero esto en la vida real no pasa. Es necesario que comuniquemos lo que necesitamos con el otro. 

¿Te ha pasado que logras identificar lo que quieres, lo pides y termina en un desacuerdo o malentendido? Muchas veces lo que pasa, es que no nos estamos comunicando de manera asertiva. A nadie le gusta que le reclamen las cosas o que nos hagan sentir que estamos haciendo las cosas mal. ¿Te has callado algo que te molestó para evitar un conflicto o una discusión? 

Primero, hazte responsable de lo que te toca a ti. Tu parte es identificar lo que necesitas y comunicarlo. Ya que tienes eso claro, te voy a dar algunos tips para que puedas comunicarlo de la mejor manera. 

  1. Nunca empieces con una queja. A nadie le gusta que le reclamen o le reprochen. Cuando alguien nos reclama algo, de manera automática nos ponemos a la defensiva y reclamamos algo de vuelta. Por ejemplo: “Es que siempre dejas tirada tu toalla en el baño” y te responde: “pues es que tú no me dejas espacio con toda la ropa que tienes en el mueble”. Tal vez no tiene que ver una cosa con la otra, pero el punto es que no se está llegando a ningún lado y sólo se está generando un desacuerdo tratando de buscar un culpable.

  2. Habla desde tu experiencia. Un error común al comunicarnos es hacer suposiciones. No puedes hablar por el otro, concéntrate únicamente en lo que se está generando en ti. 

  3. Evita usar palabras como “siempre o nunca”. 

  4. Agradece. Siempre agradece por la intención, por escuchar, por las veces que sí ha hecho lo que quieres que haga. 

¿Cómo crees que reaccionaría tu pareja al decirle las cosas de esta manera?

Ejemplo 1: “Estoy harta de que cada que entro al baño siempre están la toallas tirada, nunca las recoges”. 

Ejemplo 2:  “Cuando dejas la toalla tirada en el baño, me tropiezo al entrar y esto me genera miedo a caerme. Me gustaría que cuando termines de usarla la dejes colgada, me gusta mucho entrar al baño y ver todo en su lugar. Igual te quiero dar las gracias por tender la cama hoy”. 

 

Probablemente tu pareja reaccione mejor al segundo ejemplo y la próxima vez que entres al baño, la toalla estará en su lugar. Utiliza estos tips para cualquier situación que quieras comunicar con tu pareja. Recuerda que los conflictos en pareja son normales, pero no tienen que generar malestar excesivo o desgaste emocional. 

© 2017 Grupo Inbest Comunicación SA de CV

info@rosellamagazine.com  |  Paseo de la República, No.135, Qro.  |  Calendario de publicaciones

  • Facebook Basic Black
  • Instagram Basic Black