Conectando contigo misma

Por Loretto Dachbrey

En muchas ocasiones nos enfrentamos con el exterior para poder resolver cosas, desde un problema de qué vestido te compras para la boda de tu mejor amiga, hasta una situación en la que tienes que decidir sobre dejar o no un trabajo. En todo este proceso cuando tenemos que decidir sobre las cosas en el exterior, podemos preguntar a quien más confianza le tenemos para que nos apoye en encontrar la mejor solución. Sin embargo, cuando se trata de nuestro interior, de lo que sentimos, de preguntarnos qué me enoja, qué me da miedo, qué me hace feliz… es ahí donde no sabemos cómo responderlo.

Del 100% de las veces que pregunto a las mujeres ¿qué es lo que sueñan? La respuesta casi siempre es “Ser Feliz” y cuando les pregunto ¿qué es lo que les hace feliz? El 99% NO saben responder.

Es así que conectar con nosotras mismas podría generar respuestas mucho más genuinas, más verdaderas cuando vienen desde el corazón.

En palabras simples, es estar consciente de lo que hacemos, por qué lo hacemos y cómo nos sentimos, e involucra algunos cuestionamientos como:

– Entender nuestras emociones y reacciones

– Conocer nuestra manera de aprender

–Identificar nuestros patrones de pensamiento y comportamiento destructivos

–Apreciar nuestros talentos

–Reconocer nuestras creencias (espirituales, políticas, morales, etc.)

–Comprender nuestras expectativas

–Aceptar nuestro cuerpo

–Aceptar que somos responsables de las acciones que tomamos todos los días

 

Te repito esto es un trabajo de todos los días, y no puedo mentirte, en ocasiones puede que no lo logres, porque no sabemos escuchar nuestro interior y en lo que respecta mi experiencia y la forma en cómo yo comencé con este proceso es reconociendo mi luz y mis sombras, o como mejor lo conocemos mis defectos y mis cualidades. 

En mi experiencia yo soy una mujer servicial, amorosa, espiritual, trabajadora y en mis defectos soy explosiva, intensa, muy exigente e inflexible. 

Todo lo que podrías calificar como malo, me generaba mucho enojo y dolor de saber que eso soy, sin embargo,  cuando entiendo esto desde mi corazón y asumo mi total responsbilidad sobre ello, es cuando desde ahí puedo iniciar un nuevo camino y cada vez que actúo inflexible y no me gusta, es entonces donde empiezo un camino para poder hacer algo diferente con esto y así poco a poco puedo lograr pequeños cambios que significa un contacto enorme con mi ser, amándome un poco más y un día a la vez, no hay más.

© 2017 Grupo Inbest Comunicación SA de CV

info@rosellamagazine.com  |  Paseo de la República, No.135, Qro.  |  Calendario de publicaciones

  • Facebook Basic Black
  • Instagram Basic Black