Pesos y centavos en tu startup

Por Melissa Martínez

Ideas claras, talento y pequeñas inversiones, pueden llevar al éxito a cualquier startup. Sin embargo, en el camino hay baches que pueden llevar tu negocio a la quiebra. ¿Qué hay que tomar en cuenta para tener una startup exitosa?

Existen cuatro crisis del emprendedor: 

La crisis de los “huevos” – El emprendedor no emprende por falta de motivación, lo hace por miedo. Nos falta valentía para dejar la vida de oficina, un sueldo seguro y meternos de lleno a la parte de emprender en un esquema 24/7, porque ahora tú serás tu propio jefe.

A veces pensamos que es demasiado tarde, recordemos la historia de Harland D. Sanders (Fundador de KFC) el cual comenzó a los 67 años con un emprendimiento que hoy en día es una cadena con éxito a nivel global.

El enfocarnos más en el cómo que en el “QUÉ”- ¿Te pasa que tienes una ligera idea de lo que quieres ofrecer al emprender, pero no sabes cómo lanzarlo? Nos enfocamos más en como lo haré, que en lo que efectivamente haré y en la búsqueda de la perfección se nos puede ir el tiempo y las ganas.

No te enfocas en la experiencia – El cliente valora más la experiencia que le haces sentir al venderle algo que lo que estás vendiendo. Está demostrado estadísticamente que la mayor parte del tiempo tomamos decisiones con el corazón y no con la cabeza.

No contamos con un plan de negocio- Existen negocios que son rentables y otros que no. Un plan de negocios es el plan que tú harás para proyectar en dónde vas a vender tu producto, quiénes serán tus clientes potenciales y qué producto te dará más utilidad. 

Ya enterado de las crisis que sobrelleva un emprendedor…

¿Qué debemos de cuidar en relación con los pesos y los centavos de mi emprendimiento?

  1. Mantente al tanto de las leyes, normas y regulaciones, así como sus actualizaciones para estar siempre informado de los beneficios que puedas adquirir. 

  2. Crea un fondo para imprevistos. Si quieres gestionar tus finanzas de forma efectiva, debes establecer con anticipación cuánto dinero gastarás y pronosticar los ingresos que esperas generar en un periodo de tiempo determinado.

  3. Calcula tu capacidad de endeudamiento. Una de las maneras tradicionales de hacerlo es restar los gastos fijos mensuales de los ingresos totales mensuales y multiplicar el resultado por 35%.

  4. Evalúa la estacionalidad desde las finanzas. Uno de los factores útiles para medir el comportamiento financiero de las compañías es la estacionalidad, es decir, cuáles son tus mejores y peores meses de venta y en base a eso, proyectar cuáles serán tus meses pico con relación a las utilidades.

  5. Analiza de forma detenida en qué invertirás tu capital. Busca diferentes opciones y genera negociaciones efectivas que te produzcan un beneficio. 

  6. Implementa un sistema. Si aún no cuentas con el capital suficiente para implementar un software, implementa hojas de Excel para controlar los ingresos, egresos y gastos de tu operación. Recuerda que lo que no se mide, no se puede mejorar. 

  7. EDÚCATE. Es vital que te informes, asesores y tomes cursos de actualización para entender los conceptos financieros básicos de una empresa. El conocimiento es poder y entre más herramientas tengas, mejor podrás administrar tus recursos.

© 2017 Grupo Inbest Comunicación SA de CV

info@rosellamagazine.com  |  Paseo de la República, No.135, Qro.  |  Calendario de publicaciones

  • Facebook Basic Black
  • Instagram Basic Black