Dejar ir

Por Paulina de León Sevilla

Generalmente nos enseñan a desear que las cosas lleguen y vivimos esperando por eso, que llegue un mejor trabajo, que llegue el novio ideal, la boda, la casa, los niños, la camioneta nuevo modelo y hasta la felicidad instantánea. Aprendemos a vivir deseando que llegue todo lo que no tenemos pero, ¿quién nos enseña a dejar ir?

Cerrar ciclos, vivir cambios, tener un duelo o una pérdida y sentir nostalgia, son elementos que llevan una connotación de tristeza y suena lógico, pues crecemos en una sociedad en donde no nos enseñan a vivir la muerte o el desprendimiento como una transformación, eso es más bien de la cultura oriental; pero ¿qué pasaría si comenzamos a des-aprender para re-aprender? Sí, des-aprender que la muerte significa no volver, que cerrar ciclos es dejar atrás para siempre o que desprendernos de algo arrancará de pronto una parte de nosotros.

Des-aprender para re-aprender es una tarea que toma tiempo, debes tener paciencia contigo misma, que normalmente es con quien menos solemos tener. Prueba vivir entendiendo que eres un ser en construcción, que si te equivocas no pasa nada y si pasa puedes con ello, que dejar ir algo que consideras no es para ti o que se fue por alguna circunstancia no te hará menos, sino más bien te llenará de aprendizaje para seguir en el camino de la construcción de ti misma.

Aprender a construirte te ayudará a entender que desear elementos externos no es la clave, sino fluir con las circunstancias entendiendo que lo que se fue o dejaste ir te dejó más enseñanza y aprendizaje de lo que crees y que para volar muchas veces debes aprender a soltar.

Así que cuando vengan momentos en donde toca dejar ir, no seas tan dura contigo, recuerda que estás desaprendiendo y que todo toma tiempo.

 

Pauleos27@gmail.com

© 2017 Grupo Inbest Comunicación SA de CV

info@rosellamagazine.com  |  Paseo de la República, No.135, Qro.  |  Calendario de publicaciones

  • Facebook Basic Black
  • Instagram Basic Black