Dieta cetogénica

Por Ana María Padilla

¿Es buena? ¿Sí sirve? Si a mi vecina le funcionó, ¿a mí también?

Vámonos por partes:

La dieta cetogénica es un tratamiento que inicialmente se usaba en niños con ataques de epilepsia, a los cuales no se les podían controlar las convulsiones con medicamento.

Es una dieta alta en grasa, baja en carbohidratos y moderada en proteína.

¿Cómo funciona?

Usualmente el cuerpo usa los carbohidratos como combustible principal, en este caso, el cuerpo utiliza la grasa que se le da desde el alimento y comienza la cetosis en el cuerpo. La cetosis es un proceso natural que el cuerpo inicia para ayudarnos a sobrevivir cuando la ingesta de alimentos es reducida. Durante este estado producimos cetonas que se crean a partir de la descomposición de las grasas en el hígado. El objetivo final de esta dieta es forzar a tu cuerpo a que entre en este estado ayudándote así a disminuir tu nivel de grasa.

  • Pros:

    • El estado que produce la circulación de cuerpos cetónicos en el organismo, promueve la ausencia de hambre, lo que fomenta la pérdida de peso.

    • Puede reducir los niveles de azúcar en sangre debido al tipo de alimentos que se ingieren.
       

  • Contras:

    • Es necesario tomar suplementos debido a la carencia de vitaminas y minerales (se limita la ingesta de frutas y verduras).

    • Muy difícilmente se verá un aumento de masa muscular a pesar de la pérdida de peso, cosa que con una dieta balanceada sí se puede lograr.

    • Es necesario limitar la actividad física.

    • Se puede presentar excesivo cansancio o fatiga debido a la falta de hidratos de carbono.

    • Son muy limitantes por lo que tienden a tener muy poca adherencia (el paciente se cansa).

    • Muy frecuentemente causa aletargamiento o disminución en la capacidad de atención gracias a que en el cuerpo algunos tejidos no pueden utilizar los ácidos grasos como fuente de energía, un ejemplo es el cerebro.

    • Efectos secundarios: Sensación de aletargamiento, cálculos renales, elevados niveles de colesterol sérico, estreñimiento por falta de fibra, vómito, mal sabor de boca, fracturas óseas, etc.
       

En mi opinión, una dieta excesivamente restrictiva y limitante no es opción porque es muy difícil de mantener. Sin embargo, si la haces, bajas y posteriormente te mantienes con un plan que te incluya balance y estabilidad, entonces sí estoy de acuerdo.

 

¡Recuerda que abusar de las salidas fáciles no siempre es la mejor opción!

 

¡No te estreses, vive sano y sé feliz!

© 2017 Grupo Inbest Comunicación SA de CV

info@rosellamagazine.com  |  Paseo de la República, No.135, Qro.  |  Calendario de publicaciones

  • Facebook Basic Black
  • Instagram Basic Black