¿El 2018 será diferente? Solo si así lo decides

Por Esther Iturralde

Cada cambio de año iniciamos con muchos propósitos padrísimos cargados de ganas y de ilusión, desde ir al GYM, leer más, ahorrar, viajar, independizarnos... ganar más dinero, invertir, llevar a cabo ese gran proyecto, etc; sin embargo, las estadísticas nos muestran que la asistencia de los usuarios al GYM, para el mes de febrero, baja un 53%. Lo único que necesitas es saber en realidad qué quieres lograr; si tienes un proyecto profesional, una idea en el cajón, o un sueño por cumplir, éste es tu año. Si tú quieres:

1. Primero que nada, tienes que aceptar que estás en el lugar perfecto y en el momento correcto siempre. Si eres capaz de entender y adoptar esta forma de ver la vida, lograrás colocarte en el momento presente, y con esto obtendrás increíbles beneficios y podrás liberarte de cargas negativas, de no haber cubierto expectativas pasadas y traer ese sentimiento al 2018.

2. Deja ya de pensar en lo que pasó o lo que va a pasar, lo mejor que puedes hacer es pensar en lo que tienes hoy, y créeme, lo tienes TODO.

3. Transforma el año pasado en combustible. Durante el año pasado sucedieron muchas cosas y es importante que hagas un registro de lo más relevante. Toma un pedazo de papel y escribe todo aquello que te marcó durante el 2016 y qué fue lo que aprendiste. Debes ser consciente del progreso que lograste el año pasado, créeme que avanzaste mucho a nivel personal y profesional, no dejes que tus logros pasen desapercibidos, no importa qué tan grande o pequeño sea lo que escribes, lo que importa es que sea relevante para ti a nivel emocional, sé sincero y trata de no censurar las ideas que lleguen a tu mente, deja que la introspección fluya de la tinta al papel. Pensar en los errores cometidos durante el año nos ayuda a separar las cosas que no salieron y que de verdad nos importan, escribe también una lista de todos los errores, fallas o inconsistencias que hayas tenido en el 2017. Si las escribes te darás cuenta de qué metas sigues teniendo, independientemente de por qué no las hayas podido lograr.

4. Escribe a detalle todo lo que se te ocurra respecto a cómo poder darle la vuelta, ¿qué hubieras hecho diferente? Este ejercicio ayudará para que avances de manera positiva y no vuelvas a cometer los mismos errores, por el contrario, sin esta reflexión las mismas fallas siguen manifestándose de manera cíclica, es momento de que logres hacer una análisis profundo para romper el patrón de una manera consciente.

5. ¡Libérate de lo que no necesitas! Es momento de que aligeres tu camino y saques todo aquello que no necesitas (en todos aspectos), empieza de manera tangible: limpia tu casa, tu espacio de trabajo y tu clóset, saca todo lo que no uses, no te quede, tengas repetido o simplemente no te guste. Cuando hayas hecho esto, te darás cuenta de qué bien se siente tener más espacio y tener todo en su lugar; ahora puedes pasar a la parte emocional de este reto, es momento de que hagas lo mismo con tus metas, propósitos e ideas. Reflexiona en todo aquello que siempre está presente en tus pensamientos y saca todo aquello que “no uses, no te quede, tengas repetido o simplemente no te guste” hazlo de verdad, escríbelo y táchalo de manera simbólica indicando que está fuera de tu vida.

6. Pasar la resistencia al cambio puede ser complejo, ya que estamos forzándonos a ser mejores, a salir del área de confort; sin embargo, tienes que ser consciente de que cualquier hábito nuevo que quieras tener en tu vida o cualquier meta profesional que quieras alcanzar te estará sacando de tu comodidad temporalmente. Date cuenta que durante los primeros días es normal experimentar la tentación a dejar lo que quieres hacer para después o posponer tus objetivos; tienes que ser fuerte y cruzar esta barrera de resistencia que normalmente dura 40 días. Si lo que quieres hacer implica un hábito nuevo, una actitud diferente, un cambio de rutina, etc., cerciórate de ser consistente durante 40 días seguidos (literal: lleva un control en un calendario físico o digital) antes de tirar la toalla, ¡tendrás 90% mejores posibilidades de lograrlo!

7. Tu esfuerzo será tangible, podrás transmitirle a la gente que te rodea una vibra muy diferente si realmente haces un trabajo a conciencia por lograr tus objetivos. Procura “tenerte paciencia”, tus sueños están a la vuelta de la esquina; sin embargo, lograrlos no siempre es sencillo, requiere tenacidad y la certeza de saber quién eres y a dónde vas; ten apertura a que con el paso de los días, tus objetivos puedan cambiar o adaptarse respecto a tus experiencias o aprendizajes.

No importa a qué te dediques, de qué sea tu negocio o producto; tampoco importa tu edad o nivel académico; esta estrategia práctica para iniciar el año te ayudará a mantenerte positivo y esto es muy importante para que puedas lograr tus metas. Con el paso de los días, al romper las barreras de resistencia, podrás ver paso a paso cómo avanzas, logrando pequeñas metas comprenderás el poder de tu mente, aprenderás a escuchar tu intuición, aprenderás quién eres realmente al mismo tiempo que desarrollas tus capacidades personales y haces realidad tus sueños.

 

El 2018 sin duda; es tu año.

© 2017 Grupo Inbest Comunicación SA de CV

info@rosellamagazine.com  |  Paseo de la República, No.135, Qro.  |  Calendario de publicaciones

  • Facebook Basic Black
  • Instagram Basic Black