Florista a sus flores

Por Pablo Galván

Las flores son uno de los aspectos más importantes -para muchos el más- de una boda. Desde lucirlas en un ramo hasta bailar bajo una selva floral, es casi imposible encontrarse con una boda que prescinda del todo de su uso. Si bien hay quienes desean una producción de flores impresionante, hay otras que se sentirán más cómodas con un proyecto más sobrio. Indudablemente, la decisión viene ligada a un pilar en la planeación de bodas, y ese es el presupuesto.

 

Al seleccionar un florista, es crucial partir de las siguientes premisas. Para empezar, tu florista sabe de su producto. Por mucha influencia o deseo de tener una producción de Pinterest, deposita tu confianza en tu florista para determinar si las flores que ves en fotografías de la red, realmente se encuentran en México o, más aún, si están en temporada de crecer en tiempos de tu boda.

 

Incontables veces me he topado con la insistencia de poner un estilo o una especie floral que no sólo no era su temporada de crecimiento, sino que tampoco había -naturalmente- en los tonos que dicha foto retrataba. Los filtros en redes y contenidos digitales pueden hacernos pensar que todo está al alcance de nuestra mano. Sea así o no, no esperes que no impacte de manera ascendente en tu presupuesto.

 

Si verdaderamente te preocupa mantener un estilo floral y ligarlo adecuada y proporcionalmente a tu presupuesto, deposítate en manos de tu florista. En mi caso, he encontrado invaluable el conocimiento de especies y manejos de un sinfín de flores de una casa floral ubicada en Querétaro: Flourish. Porque además de acoplarse al estilo tan versátil de cada una de nuestras bodas y sus respectivos presupuestos, asegura que la selección final no atente contra el diseño de tu boda, sino que lo enriquezca y hágalo estar a tu altura.

© 2017 Grupo Inbest Comunicación SA de CV

info@rosellamagazine.com  |  Paseo de la República, No.135, Qro.  |  Calendario de publicaciones

  • Facebook Basic Black
  • Instagram Basic Black