La cerveza es cosa de mujeres

Por Miritha Porter

¿Sabías que detrás de cada cerveza están la ciencia, la historia, la cultura y la gastronomía esperando ser descubiertas? La cerveza es algo tan común que pocas veces nos detenemos a pensar en ella ¿sabes que es un fermentado como el queso?, ¿que es uno de los productos más antiguos de la civilización?, ¿que en los inicios la cerveza era un asunto de mujeres? ¡Sí, de mujeres!

Los historiadores han encontrado vestigios en Mesopotamia y Egipto de que había una bebida hecha con el mismo principio básico que la cerveza, y fue en las cocinas de las mujeres de aquella época que este delicioso fermento nació ¿cómo? Sencillo, las mujeres se dedicaban a la recolección y almacenaje de semillas y granos que serían utilizados cuando hubiera malos tiempos, uno de los contenedores donde se almacenaron estos granos se mojó, los escases los alcanzó y fue necesario beber aquel brebaje ¿el resultado? Una bebida sabrosa y diferente; posteriormente descubrieron que cuando los granos estaban molidos se fermentaban con mayor facilidad, así que niños, ancianos y mujeres masticaban los granos hasta obtener una sopa espesa que fue llamada “Sikaru”: una sopa espesa que debía ser bebida con “popotes” para evitar que los grumos fueran absorbidos.

Así la cerveza se convierte en una actividad artesanal desarrollada primero por las mujeres; Mujeres que investidas de poderes “sagrados” tienen en sus manos la responsabilidad de confeccionar cervezas y gracias a esto, de mantener ese ritual de convivencia que mantiene a los hombres alrededor de las mesas. En la Europa pagana, las mujeres y los caldos que producen son capaces de atraer a las divinidades más poderosas.     

 

Los cambios políticos y sociales de Europa del siglo V, dan lugar a una civilización convertida al cristianismo y el vino adquiere la fama de ser una bebida refinada y civilizada, lo cual le resta importancia a la cerveza, ubicándola ahora en el rango de bebida ordinaria, popular y relegando a las mujeres a una vida principalmente familiar, ¿siguieron haciendo cerveza en sus calderos de hechiceras? Sí, aún son dueñas de sus calderos, pero estos han sido relegados al trabajo de cocina. Así se abrió una brecha entre las cervezas y las mujeres que posiblemente perdura hasta el día de hoy, así que las invito a leerme para ir poco a poco desmontando todos los mitos relacionados con las cervezas ¡Salud!

© 2017 Grupo Inbest Comunicación SA de CV

info@rosellamagazine.com  |  Paseo de la República, No.135, Qro.  |  Calendario de publicaciones

  • Facebook Basic Black
  • Instagram Basic Black