Labios rojos

Por Mónica Makaco

Los labios rojos nos enamoraron en los 50 para convertirse en un clásico que todas las mujeres debemos de tener como un básico en nuestra cosmetiquera.

Y no me digan "a mi no me queda el rojo", porque hay más de mil tonos de este color. Así que seguro puedes encontrar el tuyo y con estas tres sencillas preguntas será mucho más fácil.

 

1. ¿Al exponerte al sol, sueles ponerte roja o dorada? Tal vez no te pones roja, pero tu tono de bronceado es un poco más café, clasifícate como roja.

 

2. Observa el tono de tus venas en la parte interna de tu muñeca. Puede ser que tiendan a verse azuladas o verdosas.

 

3. Con una playera blanca, pruébate un collar dorado y uno plateado. Observa bien cuál es el que resalte más tus facciones y le dé más luz a tu rostro.

 

Las temperaturas de las personas se dividen en cálidos y fríos; las personas cálidas son aquellas que tienden a ponerse doradas al exponerse al sol, sus venas se pierden y les va mucho mejor el collar dorado. Por el contrario, las personas frías son las que se ponen rojitas o bronceadas pero hacia un tono café, sus venas son azuladas y el collar plata hará maravillas con su rostro.

 

Checa en la siguiente tabla tus respuestas. Toma como base la temperatura a la cual correspondan la mayoría de tus respuestas.

 

Recuerda que esta es una clasificación muy general que nos ayuda para los labiales, pero el mundo de color es infinito.

© 2017 Grupo Inbest Comunicación SA de CV

info@rosellamagazine.com  |  Paseo de la República, No.135, Qro.  |  Calendario de publicaciones

  • Facebook Basic Black
  • Instagram Basic Black