Like a boss

Por Elba Díaz Falcón

Empieza el famoso conteo 5, 4, 3, 2, 1… ¡Feliz Año Nuevo!

Por un instante recorres tu lista mental de proyectos, intenciones, ideas, nuevos hábitos, metas y te repites “este es mi año”, “ahora sí lo voy a lograr”, “este año sí empiezo”. ¿Te suena familiar?

¿Qué posibilidad habría en tu vida si de verdad fueras LIKE A BOSS en este año?

Es posible, si lo eliges.

Antes que nada, te recomiendo revises cada uno de esos “propósitos” o metas y te preguntes: ¿De dónde viene esta meta? ¿Es real para mí?, o sólo es algo que aprendí de alguien más, pero en realidad no me identifico mucho. En las sesiones personalizadas que doy, infinidad de veces he visto reemplazar muchas metas que en realidad no son suyas y mejor agregan otras que SÍ son valiosas para cada quien. Esto es básico, ya que si no te adueñas, es muy fácil abandonar y olvidarlo en menos de 90 días. No persigas ideales estereotipados que no son tuyos. Ahí no hay energía de creación para ti. La energía de logro viene de dentro de ti.

Estamos concentrados en “tener”, enfocados en lo que vamos a lograr al final del plazo, pero no nos detenemos a hacer un plan; las metas, sueños, propósitos o como le quieras llamar, no suceden por una simple razón: no tienes un plan.

Uno no atrae a su vida lo que quiere, uno atrae a su vida lo que es. Tú ya eres, piensas y sientes de una forma específica y única; y con sólo pensarlo o desearlo no es suficiente para transformar por completo tu vida, no funciona así, de ahí la importancia de entrenar tu mentalidad.

SIN MENTALIDAD NO HAY NADA.

 

La mente es como si fuera un músculo, cuando vas al gimnasio, el entrenador te dice: “Haz equis ejercicio para fortalecer un músculo en específico”. Pasa lo mismo con la mente, todos los días es necesario entrenarla para lograr el resultado que queremos.

Así como cuidas lo que comes para que esté bien nutrido tu cuerpo, de la misma manera debemos cuidar lo que le damos a nuestra mente. ¿Por qué? Dependiendo de qué alimentes tu mentalidad, de esa manera funcionará. Ahora, si vas al gym, un día, ese día ¿ya eres fitness? No ¿verdad? es un trabajo constante. Igual en coaching, es un trabajo de todos los días.

Entonces, es un proceso, se trata de ir creando hábitos, con acciones constantes y sostenidas; pequeños pasos cada día, para llegar a grandes metas.

Desde la MENTE CONSCIENTE, es donde creamos los propósitos de año nuevo, los deseos de cumpleaños; es de donde colgamos los Post It en el refri o en el baño de “Me merezco todo”, “Yo soy amor”; donde nace nuestro tablero de sueños, etc… y luego pasa el tiempo y vemos que no ha sucedido nada. ¿Lo has vivido? Yo sí: el coche, el viaje, el proyecto, y decimos: “Pero ¡sí lo quiero!”, “pero, ¿por qué?”, “¡que falta de voluntad la mía!”. La voluntad se encuentra en el consciente. Y el consciente es el 1% de nuestros resultados reales.

El resto como vemos, es subconsciente. El SUBCONSCIENTE es un procesador de información un millón de veces más rápido que la mente consciente. Por tanto, si algo de las cosas conscientes que quiero no se encuentra registrada en la parte subconsciente, de ninguna manera lo voy a conseguir.

Dicho de manera más sencilla, si quieres experimentar una realidad diferente, tienes que aprender a dejar de ser quien siempre has sido. Y te aseguro que tu “yo” de siempre, se resistirá a dejar de SER el que por años has sido. Por ese es necesario irlo entrenando.

Todo mundo tiene ganas… pero pocos toman acción.

Creemos que las metas pequeñas no son suficientes para llegar a ser “exitosas”, empezamos a trazarnos un camino, con pasos enormes, pero no estamos dispuestas a dar el primer paso. La clave es: Empezar.

Es necesario crear y planear pequeñas acciones día a día, que son fáciles de hacer, pero fáciles de no hacer. A la larga, el resultado es abismal entre uno y otro. Los pequeños actos, son la energía, la evidencia hacia tu confianza y motivación, para seguir caminando hacia tu meta. Ahí es donde se empiezan a gestar los cambios, en lo pequeño pero constante. Que cada paso que des sea fuerte, sólido y dejando huella.

Mi deseo para ti es valentía y constancia. Valentía para empezar y constancia para siempre tener un pie delante de otro, avanzar a tu ritmo, pero avanzar.

 

Checa mis redes, ahí comparto mucha información de cómo crear un plan efectivo y de mi próximo Workshop: LIKE A BOSS 2020.

© 2017 Grupo Inbest Comunicación SA de CV

info@rosellamagazine.com  |  Paseo de la República, No.135, Qro.  |  Calendario de publicaciones

  • Facebook Basic Black
  • Instagram Basic Black