Los latidos de la naturaleza, Geoparque Comarca Minera Hidalgo

Por Andrea Aldama

“Éramos bosques caminantes: Cada día el mundo pierde un bosque nativo, asesinado cuando tiene unos cuantos siglos de edad y todavía crece.

Los desiertos estériles y las plantaciones industriales en gran escala avanzan sepultando el mundo verde; pero algunos pueblos han sabido guardar el lenguaje vegetal que les permite entenderse con la fortaleza del roble y las melancolías del sauce.”

 

-Eduardo Galeano 
 

Los Geoparques están en boga. Cada vez más turistas incluyen en sus planes alguno de estos lugares, para adentrarse en espacios inimaginables, pero, ¿qué es un Geoparque?, seguramente lo primero que viene a tu mente son piedras, bosque, antigüedad… Quizá en primera instancia no es lo más atractivo o interesante, pero una vez que vamos un poco más allá descubrimos que un Geoparque comprende determinado número de sitios del patrimonio geológico de importancia particular como; montañas, formaciones volcánicas, grutas o huellas fósiles, paisajes y lugares de interés geológico, además de potencializar la ecología, historia y cultura, captando el interés de los viajeros. Recorrer un Geoparque tiene como esencia realizar un viaje en el tiempo conociendo los orígenes de la tierra, nuestro planeta, teniendo como prioridad la conservación y sostenibilidad como hilo conductor de desarrollo de la mano con las comunidades que viven dentro de estos espacios integrando el   factor humano y    antropológico. 

 

Para comprender un poco más del contexto  mundial que tienen los Geoparques es   importante conocer donde inicia el proyecto de protección de estos maravilloso espacios la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) empezó a promocionar los geoparques nacionales en 1999. En México el primer Geoparque reconocido fue en el estado de Hidalgo (septiembre 2016)  el “Geoparque Comarca Minera” que comprende 9 municipios y 31 geositios, gracias al extraordinario trabajo interinstitucional de la UNAM y el Gobierno del estado de Hidalgo, demostrando que  cuando hay interés por preservar y proteger el tesoro más grande que tiene una nación; que es su patrimonio natural y cultural se pueden obtener grandes resultados. Seguido del Geoparque Comarca Minera, México obtuvo un       segundo reconocimiento por el “Geoparque de la Mixteca Alta” en Oaxaca, es así como pertenecemos a la Red Mundial de Geoparques UNESCO.

 

En definitiva, viajar siempre se rige por un sentimiento o sensación que queremos vivir en primera fila, sobre todo en este aprendizaje constante que hemos tenido al atravesar una pandemia mundial, la “nueva normalidad”, nos llevará a un  turismo de  proximidad, viajaremos cerca de nuestro entorno, buscando destinos sin masificar, teniendo como objetivo principal vivir las experiencias, degustar sin prisas, respirar aire puro, subir una montaña, observar el cielo, sentir la brisa del bosque al amanecer, conocer y reconocernos en un espacio 100% natural, nuestro y mágico. El Geoturismo nos brinda todas estas características, esta nueva modalidad, apoya el desarrollo rural de las comunidades, valorando la espectacularidad, su belleza y rareza, explotando en el buen sentido de la palabra el potencial paisajístico que nos regala específicamente el Geoparque Comarca Minera en Hidalgo, al igual que yo seguramente tienen el verbo instragrameable dentro de su vocabulario, les aseguro que cada geositio les permitirá tener un feed fascinante. 

 

Porque seamos honestos, cuando te presentan el Geoparque Mundial Comarca Minera científicamente, con tecnicismos propios de especialistas y te van haciendo descubrir la importancia del proyecto UNESCO, el cual como mencionaba anteriormente; conserva, protege, promueve, difunde y crea conciencia de lo determinante que es para la sociedad la convivencia con prácticas sustentables, es realmente aleccionador, pero cuando lo miras poéticamente y viene a tus sentidos el olor de la hierba, la lluvia en la montaña, el arcoíris en el horizonte y escuchas los latidos de tu corazón descubriendo la vida y al llegar a la cúspide como bien decía el poeta, compruebas que en un día claro se ve hasta siempre, agradeces a la ciencia claro, pero aún más a tu alma y tus sentidos el tener la suficiente sensibilidad para capturar en un instante el UNIVERSO. 

© 2017 Grupo Inbest Comunicación SA de CV

info@rosellamagazine.com  |  Paseo de la República, No.135, Qro.  |  Calendario de publicaciones

  • Facebook Basic Black
  • Instagram Basic Black