Vinos espumosos

Por Paola Mendoza

Los vinos espumosos están generalmente vinculados al ánimo de celebración, aunque cada vez, se encuentran más presentes como acompañamiento gastronómico. Champagne, Cava, Prosecco y Vinos espumosos, dependiendo de la zona, todos son vinos excepcionales.

Ahora me daré a la tarea de platicarles un poco sobre el amplio abanico de vinos burbujeantes del viejo y nuevo mundo, donde las variedades locales y el método de elaboración son factores determinantes en sus estilos.

VIEJO MUNDO

Francia

Champagne

Champaña, al Noroeste de Francia, es la única región del mundo donde se elabora exclusivamente vino espumoso. Solamente se denomina Champán o Champagne, a los vinos espumosos producidos por uvas vendimiadas y elaboradas como vino en la región de “Champagne“. Las tres variedades principales para su elaboración son: Chardonnay, Pinot Noir y Meunier, y siempre a través del “Méthode Champenoise” o Método Tradicional de segunda fermentación natural en botella.

Crémant

El término “Crémant” indica un vino espumoso menos burbujeante, más suave. Estos se elaboran por el Método Tradicional y deben reposar nueve meses sobre lías.

Saumur y Vouvray

El valle del Loira es el núcleo de mayor producción de vino espumoso en Francia después de Champaña. Además de Crémant de Loire, existen otras dos denominaciones: los vinos espumosos de Saumur Mousseux, siendo los más distinguidos los elaborados a partir de variedades autóctonas como Chardonnay, Chenin Blanc y Cabernet Franc.

España

Cava

Es en la comarca vinícola del Penedès donde se concentra la mayor producción de Cava en España. No obstante, su elaboración está también presente en todas las zonas vitivinícolas catalanas y, en menor volumen, en las provincias de Álava, Badajoz, La Rioja, Navarra, Valencia y Zaragoza. Se utiliza el mismo método de elaboración que el champán. Las variedades blancas y tintas permitidas son: Macabeo, Xarel-lo, Parellada, Malvasía, Chardonnay, Garnacha tinta, Monastrell, Pinot Noir y Trepat.

Italia

Asti

Al noroeste de Italia, en el Piamonte, se encuentran los vinos espumosos “Spumante” Asti y el semi-espumoso “Frizzante”. Sus diferencias se encuentran en el estilo, dulzor y grados de alcohol. La variedad blanca asociada a estos vinos es la Moscato. El método más común empleado en su elaboración se denomina Asti, donde los recursos utilizados para controlar la acción de las levaduras son el frío y los procesos de filtración.

Prosecco

El nombre de la principal variedad blanca, conocida anteriormente como Prosecco, se denomina Glera y, a diferencia de los espumosos del Piamonte, en su elaboración se utiliza el método “Charmat”, donde la segunda fermentación tiene lugar en tanques de acero inoxidable. Podemos diferenciar tres tipos de Prosecco: Spumante (espumoso), Frizzante (semi-espumoso) y Tranquillo.

Lambrusco

Producción localizada entre Parma y Bolonia en la provincia de Reggio Emilia, en la región de Emilia-Romagna, y en la de Lombardía. Su variedad de estilos abarca desde seco “Secco” a dulce “Dolce” pudiendo ser Spumante o Frizzante, elaborados por el método Martinotti o Charmat.

Alemania

Sekt

El vino espumoso en Alemania se denomina Sekt o Schaumwein, y aunque generalmente su vino base procede de Italia, Francia y España, su elaboración con el Método Charmat se lleva a cabo en Alemania; sin embargo, aquellos Sekt etiquetados como Deutscher Sekt, indican una elaboración exclusivamente con variedades de uva alemana, siendo las mejores referencias los vinos elaborados con la variedad Riesling.

NUEVO MUNDO

Australia

Los tipos de vino espumoso en Australia destacan por su diversidad, desde blanco pálido a rosado o tinto, de seco a dulce, ligero o con cuerpo. Las variedades Chardonnay y Pinot Noir son el coupage predominantes en el espumoso más común. En los espumosos rosados predomina la variedad Pinot Noir y en los espumosos tintos destaca la variedad Shiraz, Cabernet-Sauvignon y Merlot.

Nueva Zelanda

Las regiones más importantes son Marlborough (concentra la mayor producción de vino espumoso), utilizan el Método Tradicional  y las variedades clásicas del Champagne. Las uvas se cultivan en todas las regiones de Nueva Zelanda a excepción de Auckland.

Sudáfrica

Paarl District  y Robertson District son los lugares de mayor reputación en la producción de vinos espumosos en Sudáfrica. El “Méthode Champenoise” se conoce como Método Cap Classique. 

Estados Unidos

California es el estado donde se concentran la mayor producción y antigüedad de espumosos. Otro núcleo importante de producción se encuentra en Anderson Valley, Condado de Mendocino.

 

México

Por supuesto no podría faltar México y para ser más específica, Querétaro cuenta con muy buena opción de espumosos; por ejemplo, Finca Sala Vivé de Freixenet, con una amplia gama de opciones elaboradas bajo el método tradicional.

 

Existen otras zonas de producción de vino espumoso menos conocidas y que durante los últimos años están experimentando un crecimiento considerable, como es el caso de Argentina y Brasil.

© 2017 Grupo Inbest Comunicación SA de CV

info@rosellamagazine.com  |  Paseo de la República, No.135, Qro.  |  Calendario de publicaciones

  • Facebook Basic Black
  • Instagram Basic Black